Hábitos para el cuidado del ambiente en niños

Es necesario que los niños adquieran hábitos positivos para el cuidado del ambiente, ya que en sus diferentes etapas suelen imitar tanto lo bueno como lo malo, el medio ambiente debe ser un tema importante de cada día para la sociedad, pero sobre todo para los niños y niñas de esta generación que son los que pueden garantizar la vida de la tierra sin contaminación en un futuro.

El tema ambiental debe existir en la educación del infante desde la temprana edad, sea de forma académica, o en el hogar por enseñanzas de los padres o familiares, lo principal es enseñarles la importancia del ambiente ya que si lo destruimos o contaminamos, disminuimos la vida y a su vez la salud de la tierra y de nosotros mismos porque nos restamos oxígeno.

Por ello, te enseñaremos algunos tips:

1. Valora el agua, tanto en la ducha como cuando se lavan las manos. Ahorrar el agua cerrando el grifo o la regadera después de su uso, es fundamental para proteger el medio ambiente, utiliza una a la vez, no derroches sin necesidad.

2. No hacer daño a los árboles, ni animales. Es ideal el bien común. Las plantas no se arrancan, no se pisan, es necesario que los niños aprendan que las plantas son seres vivos, al igual que los animales si son mascotas, deben ser respetados y cuidados por igual.

3. Recicla y reutiliza lo que no vas a usar en lugar de desecharlo. A los niños se les debe enseñar a usar el papel (hoja) o los materiales de diversas maneras, un papel puede usarse de ambos lados, reciclar sería muy divertido porque pueden construir a su manera y aplicarles el color deseado. Enseñarles el hábito de separar el plástico, metal, vidrio, y papel a través de juegos es una buena estrategia de enseñanza para el cuidado ambiental.

4. No ensuciar ni contaminar los ríos, lagos, campos y suelos. Es ideal que los niños tengan conocimiento de su entorno natural, para que poco a poco descubran que tan importante es cuidar el ambiente que les rodea, el saber que ensuciar o botar basura en el suelo o en cualquier parte de la naturaleza hace daño. Mantener las áreas limpias y ser organizado es un hábito que se enseña desde pequeños.

5. Pasear en bicicleta o realizar actividades al aire libre Pasear en bicicletas les ayuda a conocer sus alrededores como la naturaleza, a economizar el uso del combustible y a contaminar menos el medio ambiente. El realizar actividades físicas les proporciona una calidad de vida así como el disfrutar del ambiente, observar las flores, los árboles, los animales, les enseña a respetar y cuidar.

¡Planta un Árbol Hoy,
Mira un Bosque Mañana!